viernes, 1 de abril de 2016

LAS MANTARRAYAS



La mantarraya se alza fuera de su elemento,
vuela en el aire marino embriagada de sal.
Por breves minutos es  ave, una osada gaviota
enfila el ascenso hacia el horizonte.

Con su capa negra  y blanca revolotea  las olas,
en un magistral ballet invita a sus  amigas.
Ahora todas danzan agitando sus aletas,
estirando sus  largas colas en majestuosa complacencia.

Es un ritual que a cierta hora del día
las hace volar introduciéndose en el mundo
de arriba, aguantando  el viento que las rodea,
saltan alrededor de siete metros,
en una elegante muestra de acrobacia.

Las mantarrayas con su cuerpo plano
y largas aletas triangulares parecen  pájaros
finamente  batiendo sus alas.
Se mantienen flotando en línea recta
por mucho tiempo, tal vez pensando
en su próxima exhibición aérea.

Las mantarrayas filtran su alimento
mientras navegan apacibles por el fondo marino.
Excelentes nadadoras, no soportan el cautiverio,
es un enigma que las envuelve
y las hace,

las más fascinantes criaturas acuáticas.

2 comentarios:

  1. Rocío L'Amar excelente información poética, comadrita, besitos

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias comadre Ro, besitos de Marianela.

    ResponderEliminar