lunes, 16 de abril de 2012

GAIA





Bajo el firmamento y su manto flamígero
Gaia se prepara como abnegada madre.
Su cántico profundo y  melodioso
adormece  pájaros y golondrinas
cansados de tanto ajetreo.
Sus manos llenas de besos
con olor a tierra húmeda
acarician   tímidos copihues,
enredados entre árboles  sureños.

Gaia pinta el crepúsculo de una espectacular
gama de colores,
Usa la paleta humedecida
que la niebla ha dejado
al roce de sus caricias.
Cual magnifica pintora, deja sonrosados arreboles,
cordilleras y ríos de exquisitos tonos.

Gaia baja los párpados cubiertos de somnolencia,
desde su profundidad
acuna  raíces y  seres que transitan
por   sus fecundas venas.

Gaia ama, su amor es inmenso
aunque hay seres que la dañan 
produciendo heridas incurables.
Ella, con bondad de madre, no se queja,
les entrega de igual manera su protección
y   lo perdona todo,
hasta el sufrimiento irreversible
que acabará con su existencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario